Escuchar música tiene efectos súper positivos en la mente y cuerpo, lo dice la Ciencia.

Numerosos estudios han demostrado que la música puede mejorar el flujo sanguíneo, disminuir los niveles de hormonas relacionadas con el estrés como el cortisol y puede, incluso, activar selectivamente los sistemas neuroquímicos y las estructuras cerebrales asociadas con el estado de ánimo positivo, la regulación emocional, la atención y la memoria.

¡La música es medicina!

 

1. Mantiene tu cerebro joven

De la misma manera en que las repeticiones en el gimnasio ejercitan su cuerpo, la música entrena el cerebro.

Expertos recomiendan ampliar con frecuencia tus listas de música y repertorio, en lugar de escuchar lo mismo siempre.

A diferencia de las canciones familiares, la nueva música obliga al cerebro a trabajar para entenderlo y esto te ayuda a mantener una mente activa y creativa.

 

2. Te ayuda a recordar

¿Alguna vez has escuchado música que te regrese a un momento específico en tu vida?

Recordar es mucho más fácil para tu cerebro si hay una canción se por medio.

Este impulso de recuperación puede ser especialmente útil para ejercitar la memoria.

 

3. Reduce el dolor crónico

 

Un estudio publicado en el Journal of Advanced Nursing encontró beneficios directos de la música en la salud física.

Los investigadores dividieron a 60 personas en tres grupos: uno que escuchaba su música favorita, uno que escuchaba las canciones que proporcionaba el estudio y un grupo de control. Los participantes tenían varias afecciones, incluyendo artritis y problemas de disco, que les causaron dolor crónico.

Al final de la prueba, los grupos de música informaron que su dolor había disminuido hasta en un 21 por ciento, en comparación con un aumento en el dolor de 1 a 2 por ciento para el grupo de control. Y los grupos de música reportaron hasta un 25 por ciento menos de depresión que el grupo de control.

Los investigadores concluyeron que escuchar música puede ayudar a las personas a lidiar con el dolor crónico.

 

4. Disminuye el estrés

Muchas personas recurren a sus canciones favoritas para aliviar el estrés. Y la ciencia ha descubierto que es una buena idea.

En un estudio a 60 mujeres sanas aplicaron una prueba de estrés psicosocial después de que escucharon música, escucharon el sonido de las olas o descansaron en silencio.

Los investigadores encontraron que los participantes que escucharon música experimentaron una recuperación física más rápida del estrés en comparación con los otros grupos.

Además, investigaciones similares han encontrado que las personas que se someten a procedimientos médicos experimentan menos ansiedad e incomodidad cuando escuchan música, según la Escuela de Medicina de Harvard. En consecuencia, tienen menos necesidad de sedantes y analgésicos.

 

 

5. Mejora tu desempeño mientras te ejercitas

La música sí mejora tu desempeño físico: “La mayoría de las personas tienen el instinto de sincronizar sus movimientos y expresiones con la música”, según Scientific American.

Este movimiento rítmico puede ayudar al cuerpo a usar la energía de manera más eficiente.

 

6. Mejora la salud de tu corazón

Una buena canción puede calentar tu corazón en más formas de las que podrías imaginar.

De acuerdo con la Facultad de Medicina de Harvard, la música puede cambiar la química de tu cerebro y generar beneficios cardiovasculares.

Los estudios han encontrado que escuchar música puede relajar las arterias para mejorar la función de los vasos sanguíneos. Además, después del esfuerzo físico, la música puede devolver más rápidamente su ritmo cardíaco y presión arterial a los niveles de referencia.

 

 

En HAUSPA compartimos bienestar en más de una forma. La música es una de ellas y por eso llegamos a Spotify.

Durante tu masaje, después o en tu día a día, nuestras listas de música son una caricias para tu mente.

Si tienes cuenta en Spotify, búscanos o da clic aquí para seguir nuestro perfil. Constantemente actualizamos nuestros repertorios y creamos listas nuevas.

 

 

Compartir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *