Falta un mes para que se acabe el año y, al fin, poder darnos un merecido descanso, convivir con nuestros seres queridos y servirnos una triple porción de comida. Sin embargo, parece que todavía tenemos una compilación interminable de pendientes y cosas por hacer.

La mayoría de las personas hacemos una lista con nuestros propósitos para el año nuevo y decidimos comenzarlos el primero de enero pero, ¿por qué no empezar ahora? ¡Qué mejor que recibir el año libres de pendientes, relaciones tóxicas y carga innecesaria! ¿Cómo hacerlo?

La primera y única regla: ¡Déjalo ir!

Suelta y libérate de cualquier cosa o persona que aporte negatividad y estrés a tu vida. Ya sea alguna relación tóxica, emociones negativas o cosas materiales que sólo te generen estrés. Suena muy fácil pero sabemos que en práctica, esto cuesta un poco más de trabajo. Para facilitarte el proceso, te damos algunos tips:

  1. ¡Vive tu ahora! Si esperamos a que comience el 2018 para arreglar todo aquello que nos angustia, no estamos viviendo nuestro presente. Lo primero es aceptar que nada ni nadie es permanente, las relaciones y las cosas cumplen un ciclo de vida. Cuando aceptamos esto y dejamos ir, fluimos con la vida de manera más fácil y abrimos espacio para recibir nuevas y mejores experiencias. El presente es lo mejor y lo único que tenemos, ¡aprovéchalo!

  1. Desecha lo que no necesites. Ya sea que empieces por hacer una limpieza de tu hogar, oficina, coche, clóset – ¡y hasta de tu bolsa! – tira o dona todo aquello que ya no utilices o que ya no sirva.
    Esto también aplica para toda la información digital y de redes sociales. Haz una limpieza de tus mails, apps, contactos, fotos, música, etc. Aunque no lo creas, todas estas pequeñas cosas nos aportan estrés.
    Poco a poco, haz esto con relaciones tóxicas y pensamientos negativos que tengas. Si algo no te hace feliz es porque no vale la pena. Dale reset a tu mente y despeja tu espacio ¡verás cómo todo cambia!

  2. Juntos pero no revueltos. No, no es lo que piensas. Esta frase también aplica como método para organizar las cosas y pendientes. Una vez que te hayas deshecho de todo lo que no necesites, es importante mantener el orden para que no regreses al punto de partida.
    Designa un lugar para cada objeto (los juguetes de tus hijos o mascotas, tus artículos de oficina, de limpieza, tu ropa, etc.) y organiza tus tareas por prioridades. ¡Nada de encontrar tu celular en el refrigerador!

    Extra tip de Hauspa: Sigue la regla de “limpiar sobre la marcha”, es decir, en cuanto termines de utilizar algo, llévalo a su lugar correspondiente. Ej. Cuando termines de comer, inmediatamente lava los platos y guárdalos. Así, te evitaras mucho tiempo y estrés.

  3. Designa un espacio para ti. Ya sea que te encante pasar el tiempo en tu sala, recámara, terraza o jardín, transforma ese lugar en un espacio de relajación. Añade algunas plantas, velas aromáticas o cuadros que te hagan sentir cómodo y seguro. Para darle un extra de confort, pide un masaje a domicilio (ojo: checa que sea un servicio confiable de masajes) y convierte tu casa en el mejor Spa del DF.

    ¡Esperamos que estas sugerencias te sirvan para liberarte del estrés y disfrutar al máximo este 2018!

Compartir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *