La mayoría de las personas vivimos en el ajetreo de la vida. Todos los días nos encontramos a las carreras: despertar y desayunar rápido, llevar a los niños a la escuela, quedarnos estancados en el tráfico y llegar tarde al trabajo. El tiempo nunca es suficiente.

A la hora de regresar a casa, estamos cansados y de mal humor. Día a día este ciclo se repite. El estrés es el malestar por excelencia entre las personas de estos tiempos. Se disfraza de muchas maneras: irritabilidad, dificultad para la concentración, dolor de cabeza y cuello, dolor de espalda, insomnio, etc. Los que parecen ser síntomas inofensivos a los que ya estamos acostumbrados, pueden complicarse a largo plazo.

Lo más importante es saber que no tenemos que vivir así, que podemos hacer algo para cambiar las cosas. Por eso desde Hauspa te damos algunas recomendaciones para liberar el estrés y tener una vida equilibrada:

 

  1. Mantén tus pendientes actualizados y en orden:
    Todo se reduce a vivir en el presente, no dejar para mañana lo que podemos hacer hoy. Ya saben, es como la “regla de los dos minutos”: si toma menos de dos minutos, hazlo ahora. Si es algo que requiere de más tiempo, entonces utiliza esos dos minutos para organizar tu agenda y darle un espacio a tus pendientes.

 

  1. Disfruta de tu hogar:
    No hay nada mejor que hacer de tu casa un hogar. Nuestro espacio es un reflejo de nuestra mente, así, cuando nuestro hogar está limpio y organizado, tenemos mayor claridad mental. Podemos crear un ambiente acogedor en cuestión de minutos: prende velas aromáticas, pon tu música favorita o pide un masaje a domicilio. La relajación en casa es más fácil de lo que tú piensas.

 

  1. Mueve tu cuerpo:
    Ya sea que te guste correr, nadar, bailar,  hacer yoga o echarte unas buenas patadas en kickboxing, lo más importante es que disfrutes lo que haces. El ejercicio, además de brindarte grandes beneficios físicos, ayuda a liberar endorfinas ¡las hormonas de la felicidad!

 

  1. Pasa tiempo con tu familia y amigos:
    Muchas veces estamos tan agobiados con nuestros pendientes que se nos olvida pasar tiempo de calidad con las personas que queremos. Ir de paseo al parque, salir a  comer o simplemente quedarte en casa a ver películas es suficiente para sentirte mejor.

 

  1. Descubre tus hobbies:
    Dibujar, leer, hacer cerámica, cocinar, crear un pequeño huerto, etc. Hay mil actividades que puedes hacer para relajarte. No olvides siempre darte un tiempo para ti, haz algo que disfrutes.

 

Recuerda, ¡lo más importante es ser bueno contigo mismo y así, compartir tu felicidad con los demás!

Compartir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *